Vía Tango. Una danza animada

Vía Tango. Una danza animada

Adriana Navarro Álvarez

Abstract: El presente artículo trata de investigar la manera en que se relacionan la animación figurativa y la danza, dilucidando si la arquitectura de movimientos que generan ambas disciplinas artísticas comparten objetivos comunes. Sirviéndonos como caso de estudio el cortometraje animado Vía Tango, que utiliza en gran parte el baile como fundamento y eje en torno al cual ha girado toda la producción, veremos si el medio animado y la coreografía son capaces de trabajar sobre los mismos presupuestos, para finalmente cuestionarnos por el significado que podrían apreciar los animadores de la danza y el referente móvil.

Más detalles

Descarga Libre 0,00 € IVA incluido

Añadir al carrito

'Vía Tango', Adriana Navarro Álvarez

Vía Tango.

Una danza animada


Extracto 1

 

En su nivel dramático, la música propone el orden narrativo, actuando como una batuta, dando continuamente nuevas perspectivas a la película o a la danza, aportando nuevas dimensiones, mayor profundidad o aspectos no contemplados en las propias imágenes. La música crea la atmósfera para la escena y subraya la acción, imponiendo el ritmo que hace que las imágenes no hagan sino materializarlo visualmente. El nivel dramático de la música determina las características de los personajes, acompañándolos y dando lugar a sentimientos que se adecuen a la emoción que transmite la melodía. Si ésta es muy apasionada y con cambios de ritmo extremos, en consecuencia los personajes transmitirán sus sentimientos y actuarán de forma exagerada, dramatizando sus acciones de manera extrema y desmesurada, de la alegría más gozosa a la tristeza más honda. Ello también conllevará a la adecuación de un estilo gráfico que refleje la impetuosidad, adoptando para ello una estética cartoon, cercana a la UPA, en este caso. En Vía Tango la música no funciona como mero acompañamiento o ambientación, sino como elemento narrativo. El tema utilizado en un principio para el proyecto fue Por una cabeza compuesta por Carlos Gardel y Alfredo Le Pera en 1935, y utilizada en películas como Scent of a Woman (Martin Brest,1992) y Mentiras arriesgadas (James Cameron, 1994). Este tema, apasionado y romántico, es un medio para poner en relieve la emoción, sacando a la superficie las reflexiones interiores de los personajes y transfiriendo al espectador determinadas sensaciones.

 

Extracto 2

 

El animador y el bailarín utilizan el lenguaje corporal para manifestar de forma esclarecida la emoción que dicta el guión, la coreografía o la partitura. Según el animador Preston Blair (1908-1995) se ha de estudiar el movimiento más expresivo y claro una vez concretado el estado de ánimo del personaje. Isadora Duncan (1877-1927) precursora de la danza contemporánea, rechazó las normas o códigos académicos del ballet, ya que consideraba que encorsetaba los movimientos naturales, desarmando la composición de figuras estereotipadas. Mediante el movimiento de su cuerpo, extraía las impresiones del movimiento inspirado en la naturaleza, aspiración que conectaría con estados anímicos. Desenvolvía su aprendizaje basándose en el desarrollo natural del movimiento cotidiano. En contraposición, Alicia Alonso, otra gran figura de la danza del siglo XX, sostiene que desde la disciplina y el rigor de la danza clásica es posible un desarrollo y evolución técnica. La bailarina Martha Graham (1894-1991) solía decir que el movimiento nunca miente, distinguiendo entre la técnica y la carisma.

 

La búsqueda en el plano dramático de la animación y la danza puede considerarse similar, la primacía de la imagen y el movimiento, aunque sean distintas expresiones artísticas. La suma de elementos como la acción, la línea, el color y el ritmo nos ponen en relación con la fusión expresiva de dibujo, danza, música y poesía.

 

Existen valores artísticos compartidos entre un animador que resuelve una expresión y un bailarín que interpreta un personaje, como por ejemplo, el eje o línea corporal, la limpieza –esto es, la utilización los movimientos necesarios, sin añadir superfluos, y la exacta colocación de las posiciones– y la economía de movimientos, entre otros. El entrenamiento técnico del cuerpo como instrumento y el adiestramiento del ojo para aprehender el movimiento, son necesarios para alcanzar una mayor expresividad, y más aún si dialogan entre sí. Podría incluso establecerse un paralelismo entre el número de horas que precisa un bailarín para repetir una y otra vez el mismo movimiento y la gran cantidad de dibujos que utiliza un animador para recrearlo. En ambos casos, se debe depurar el estilo mediante el ensayo.

 

Vía Tango



  • 01. Autor/a/es: Adriana Navarro Álvarez
  • 02. Título del contenido: Vía Tango. Una danza animada
  • 04. Fecha de publicación en DEFORMA Cultura Online: 08/05/2013
  • 05. ISSN de esta publicación: 2254-2272
  • 06. Revisado por pares: Si
  • 07. Idioma de publicación: Español
  • 08. Número de páginas: 9
  • 09. Formato de archivo: PDF descargable (6,4 MB)
  • 10. Contenido con imágenes: Si
  • 11. Precio y moneda: Descarga libre
  • 12. Licencia del contenido: Distribución exclusiva en DEFORMA Cultura Online
  • 13. El contenido publicado es inédito: Si
  • RESULTADO REVISIÓN POR PARES: .
  • Resultado: ●●●○ Relevante

No hay comentarios sobre este contenido.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.

Carrito  

Sin contenidos

Total 0,00 €
Todas las Noticias

Nuevos contenidos

no hay nuevos contenidos en este momento

PayPal