A través del espejo. El autorretrato del artista en el cine de animación

A través del espejo. El autorretrato del artista en el cine de animación

María Lorenzo Hernández

Abstract: El autorretrato animado puede considerarse una extensión tecnológica del autorretrato pictórico, así como de la autocaritura, evolucionando con el florecimiento de la animación 3D, así como con la expansión de los documentales animados, producidos por la industria independiente. En este artículo se analizarán la progresiva construcción, desarticulación y recomposición de la imagen del autor en el cine de animación, utilizando tres casos de estudio: Little Nemo, de Winsor McCay (1911); the end. de Chris Landreth (1955); y también de este último, los múltiples autorretratos que se desprenden de su diálogo con el animador Ryan Larkin en Ryan (2004).

Más detalles

Descarga Libre 0,00 € IVA incluido

Añadir al carrito

'Ryan', Chris Landreth, 2004

A través del espejo. El autorretrato del artista en el cine de animación


Extracto 1

 

Emile Cohl, James Stuart Blackton, Segundo de Chomón, pueden contarse entre los pioneros más importantes de la animación fílmica. Winsor McCay, perteneciente a una generación posterior, ha pasado a la historia de la animación por ser el primero en utilizarla como un lenguaje artístico, trasladando al cine la belleza y finura de sus cómics Art Nouveau –entre los que se cuentan Little Nemo in Slumberland (1905-1914) y Tales of the Rarebit Fiend (1904-1911)–. Paralelamente a la dificultad de dotar de movimiento a sus cómics, McCay se enfrentó a la necesidad de legitimar esta nueva actividad profesional. En este contexto se gesta su primera película animada, titulada Winsor McCay, the Famous Cartoonist of the N.Y. Herald and His Moving Comics (1911), más conocida como Little Nemo.


En muchos sentidos, Little Nemo evoca la ilusión del inicio para el cine de animación. Se trata de una película híbrida, que contiene secuencias de acción real, y otras de animación. Las imágenes de acción real actúan como un “Making of”, representando de manera selectiva –y un tanto teatral– el proceso de trabajo que da lugar a la animación, para reivindicar esta actividad como una profesión singular. Las escenas de acción real son obra de James Stuart Blackton, aunque su intervención no es obstáculo para considerar Little Nemo como un autorretrato de McCay: paradójicamente, Derrida opina que todo autorretrato es una “Hipótesis Abocular” para el artista, porque no puede verse a sí mismo mientras pinta, sino que está obligado a utilizar un elemento reduplicativo, permaneciendo ciego para sí mismo. Y el cineasta, forzado a heredar esta ceguera paradójica, debe utilizar la cámara como figurado espejo.


La película incide escasamente en McCay como individuo, para centrarse en una representación universal del artista. De esta manera, Little Nemo satisface los objetivos del autorretrato profesional: exhibir el singular talento del animador, así como plasmar sus propias teorías sobre el arte. Significativamente, el título original de la película contiene una definición para este arte incipiente, como un punto de inflexión entre los cómics publicados en prensa, y los dibujos animados que aún no recibían ese nombre, denominándolos “cómics en movimiento” –así como en su primera presentación pública por los Lumiére–, el cine no era cine, sino fotografía en movimiento. 

 

 

Extracto 2



Sin embargo, el autorretrato de los animadores también puede generarse mediante la participación de una segunda figura, que suple al espejo y al doble ficticio en sus funciones reduplicativas: un compañero, un interlocutor que cumpla la misma función que la matrona socrática, ayudando a los autores a sacar a la luz a sus propios recuerdos. Irónicamente, este reflejo indirecto de los autores sobre sus entrevistadores permite llevar la conversación al ámbito privado y a la confidencia, descubriendo las motivaciones más íntimas de los artistas, superando el paradigma de representación profesional. El aforismo de Rimbaud, "Yo es otro", nunca ha sido más pertinente.

Una de las películas más audaces de esta década, Ryan (Chris Landreth, 2004), ilustra eficazmente esta idea. Chris Landreth desarrolla lo que él denomina "psycho-realism", una visión expresionista que ahonda en los aspectos psíquicos y espirituales mediante una espectacular distorsión de los personajes. Desde el preludio de la película, el director justifica esta inusual puesta en escena, haciéndonos penetrar con él al otro lado del espejo, donde el mundo de las apariencias se transforma. El autorretrato de Landreth, inicialmente realista, evoluciona para incrustarse en un mundo perturbador donde las heridas emocionales emergen a la superficie. Y allí se reunirá con Ryan Larkin, estrella de la National Film Board (NFB), que decidió dejar de animar décadas atrás, y que ahora divide su tiempo entre pedir cambio a la gente en la calle, beber, y descansar en un centro de acogida social de Toronto. Al contrario de Landreth, los rasgos de Larkin aparecen terriblemente erosionados: su cabeza está medio consumida, y sólo un ojo —que a duras penas soporta un par de gafas— puede devolverle la mirada. 

 

 

Little Nemo


 

the end

 

 

 

 

  • 01. Autor/a/es: María Lorenzo Hernández
  • 02. Título del contenido: A través del espejo. El autorretrato del artista en el cine de animación
  • 03. Palabras clave: Animación, autorretrato, análisis, McCay, Larkin, Landreth, hiperrealidad, autor, muerte
  • 04. Fecha de publicación en DEFORMA Cultura Online: 26/03/2013
  • 05. ISSN de esta publicación: 2254-2272
  • 06. Revisado por pares: No
  • 07. Idioma de publicación: Español
  • 08. Número de páginas: 16
  • 09. Formato de archivo: PDF descargable (1,3 MB)
  • 10. Contenido con imágenes: Si
  • 11. Precio y moneda: Descarga libre
  • 12. Licencia del contenido: CC BY-NC-ND
  • 13. El contenido publicado es inédito: No
  • 14. Documento original: Artículo
  • 15. Fuente original: Lorenzo Hernández, María: "Through the Looking Glass. The Self-Portrait of the Artist and the Re-Start of Animation", Animation Studies Online Journal, vol. 5, 2011, pp. 41-50. [http://journal.animationstudies.org/maria-lorenzo-hernandez-through-the-looking-glass/]

No hay comentarios sobre este contenido.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.